Make your own free website on Tripod.com
SANIDAD MILITAR DE LA PRIMERA BRIGADA DE CABALLERIA DEL EJERCITO PERUANO
Misión y Visión | Nuestros Servicios | Promoción y Prevención | COFA-FAM | Vínculos Importantes | Capacitación EDA | Contáctenos | Capacitación IRA | Cáncer de mama - Prevención | Cancer de cuello uterino - Prevención

Home









Cáncer de mama - Prevención

Campaña de Prevención del cáncer ginecológico

Auto-examen de los mamas:
UNA DE NUESTRAS MEJORES ARMAS

A toda mujer su médico le recomienda practicarse el examen de los senos, El autoexamen mamario debe ser efectuado por lo menos mensualmente. En mujeres premenopáusicas este autoexamen deberá realizarse en la semana posterior al período mensual. por lo menos, una vez al mes. De esta forma se pueden reconocer tumoraciones más tempranamente. Es importante anotar que el 75% de las nodulaciones detectadas son benignas.
Imagine que cada seno se encuentra dividido en cuatro partes (4 cuadrantes): el 41% de los nódulos cancerosos están en el cuadrante superior externo (dirección del hombro), el 34% en la porción central (pezón), el 14% en el superior interno (dirección del cuello), el 5% en el cuadrante inferior interno (dirección del ombligo) y el 6% en el inferior externo (dirección del codo).

Es conveniente que tenga un día específico del mes en que se realiza el autoexamen. En las mujeres fértiles (aún no han llegado a la menopausia) se les sugiere hacer esta auto-evaluación unos días después de pasado el período menstrual, dado que los senos estarán menos sensibles.
A continuación explicamos los pasos que podrían seguirse para realizar el auto-examen.

1. Sitúese frente a un espejo dejando caer los brazos a lo largo del cuerpo y evalúe la apariencia de los senos: observe que no hayan ocurrido cambios de tamaño, que no existan zonas con cambios de color, que los pezones no estén invertidos o retraídos hacia su interior y que no aparezcan zonas elevadas. Fig. 1

2. Ahora haga la misma observación después de colocar sus manos sobre las caderas. Realice movimientos de hombros y mire como se comportan los senos. Fig. 2

3. Nuevamente repita la observación después de colocar sus manos en la parte posterior del cuello y luego con los brazos dirigidos hacia arriba. Fig. 3

4. Imagine que su seno está dividido como un reloj, y coloque su mano (con los dedos juntos) a las 12 (el punto más arriba de éste) y comience a palparlo haciendo presión con la punta de sus dedos, en sentido circular, buscando detectar la presencia de nódulos. Haga esta operación con su mano derecha para explorar el seno izquierdo y viceversa, teniendo presente que la mano libre debe colocarla detrás del cuello. Fig. 4

5. Ahora repita la misma operación en el punto imaginario de la 11, de las 10, de las 9, etc. Fig. 5

6. Vaya ahora al pezón, examínelo y descarte la presencia de nódulos y cambios en la apariencia. Haga presión (como si exprimiera) con los dedos y mire que no exista salida de secreción. Fig. 6

7. Ahora examine las axilas y descarte la presencia de nódulos. Fig. 7

Es muy útil repetir este examen estando acostada y con una almohada bajo su hombro derecho para explorar el seno derecho, y bajo el hombro izquierdo al evaluar el seno izquierdo.

Si encuentra cambios en el tamaño, presencia de nódulos, cambios en la apariencia del pezón, secreción, o puntos dolorosos, consulte con su médico. La gran mayoría de las lesiones serán benignas, pero es conveniente una evaluación médica.

Primero de frente, observa tus mamas

Con las manos en la cintura, sigue observando

Una mano en la parte posterior del cuello, con la otra examina

Presiona el pezon para investigar secreciones

Este examen puedes realizarlo cuando te duches

Para mayor comodidad, frente al espejo

Siempre examinar siguiendo las manecillas del reloj



En esta sanidad estamos trabajando para mejorar la calidad y calidez de atención.
La que Ud. se merece